GLOSARIO DE VALORES

 

Valores indispensables para el cumplimiento del deber

 

Constancia: atender en forma persistente las obligaciones.

 

Atención: no omitir detalle para acreditar la tarea enfocada en toda su complejidad.

 

Precisión: acertar siempre; dar en el blanco; no fallar en nada.

 

Prontitud: ser oportuno siempre; no dejar pasar ocasión de servir.

 

 

Valores que permiten la convivencia

 

Amabilidad: ser capaz de ver algo bueno en toda persona, sobre todo cuando es defectuosa.

 

Prudencia: saber actuar con tacto, sin ir más allá de lo estricto.

 

Consideración: tener un sentido de la desventura de los demás, para aliviar hasta donde sea posible su pena.

 

Estimación: darles a los demás el mérito que poseen, con el propósito de enaltecerlos, pensando que todo ser humano tiene algo de útil y superior, por humilde que parezca.

 

Gratitud: reconocer los servicios de los demás, y tener la suficiente inteligencia para recompensar a quien presta su servicio.

 

 

Valores determinantes de la paz

 

Humildad: renunciar a todo sentimiento de superioridad y vivir consagrado a mejorar la suerte de los tristes y los abatidos, infundiéndoles ánimo para superar sus dificultades.

 

Moderación: situarse en el justo puesto, para conseguir el equilibrio con las otras posiciones de los demás.

 

Control: dominio de sí mismo, freno o yugo en las emergencias.

 

Tranquilidad: sostenerse en la eficacia que le da el convencimiento de la verdad.

 

 

Valores que conformar la virtud

 

Sencillez: dar confianza a quienes su condición social los rebaja, y no ostentar cualidad alguna.

 

Mansedumbre: aceptar toda pena con gran sentido de sacrificio.

 

Pudor: cuidarse de lo que se pierde, degenera o deshonra.

 

 

Valores que inducen a la comunicación social

 

Cooperación: prestarse para el beneficio común.

 

Sociabilidad: capacidad de acercamiento a cualquier ser humano.

 

Compañerismo: mantenerse hombro a hombro con quienes se hace la tarea, especialmente en situaciones de peligro.

 

Simpatía: impresionar a los demás mediante el don de gentes.

 

Cortesía: trato digno y prudente.